El diseño y la Calidad de Vida

El diseño y la Calidad de Vida

    En una ciudad dinámica y estresante, la posibilidad de un sitio para descansar es predominante. Ya que los efectos de los ambientes en los que vivimos dependerán de la armonía, el equilibrio y el orden que posean, invertir en su mejora se vuelve una elección que nos permite el mayor bienestar personal o familiar.

Importancia histórica

D

esde tiempo atrás las sociedades han buscado formas de cambiar y mejorar su ambiente interior.  Estableciendo una transferencia integral de conceptos, ideas, culturas y materiales que aumentan las posibilidades y expanden la mente para impactar en la forma en que pensamos y vivimos dentro de nuestros hogares. Creando espacios para un mejor bienestar del ser humano, tanto físico, como psicológico y emocional.

El diseño de espacios interiores no se ha dejado de lado, la decoración está presente desde la más sencilla aldea, hasta la mansión más lujosa, todo tipo de lugar habitable porque de esa manera podemos animar más la vida, interactuar, y hacernos partícipes de este mundo, desde lo interno hacia lo externo. Mejorando la decoración del hogar podemos sentirnos mejor en nuestro espacio e intimidad, más optimistas y equilibrados en todos los aspectos, con un lugar limpio, ordenado, con una distribución apropiada, con colores y tonalidades agradables, con muebles cómodos y funcionales, fomentar el cuidado del mundo interno.

Valorando los ambientes.

   La vida moderna impone distintas necesidades para el hombre actual en cuanto a la habitabilidad de los espacios. Hoy es imprescindible dotar al ambiente en que se vive de un concepto que ha ido variando con el transcurso del tiempo: el confort. El Diseñador de Interiores debe entonces estar atento a las distintas variables que conforman el universo del espacio arquitectónico: la funcionalidad, la iluminación, la morfología, los materiales, etc.

Si últimamente se ha enfrentado a problemas de insomnio, ansiedad o tensión y no encuentra la razón que los origina debería considerar que los sitios en los que se desenvuelve tienen una influencia directa tanto en sus estados de ánimo como en su desempeño, y dependiendo de sus cualidades; simetría, proporción, textura, contraste, tamaño, escala, etc. Serán las consecuencias, tan negativas para no dejarnos descansar a plenitud como positivas para trabajar toda la jornada con mucho mejor actitud, porque en nuestra salud el elemento más inadvertido genera una considerable mejora, la iluminación, organización, composición, ventilación o acústica son factores que dependiendo la actividad que estemos realizando ya sea en la casa, oficina, escuela, cine, parque, hospital, etc.

Diseño de interiores

 Sin importar el tamaño de la superficie que tengamos o el presupuesto disponible, siempre podremos hacer una remodelación o ampliación que optimizará y mejorará las actividades que en ellas se realizan. Para esto, el diseño de interiores se especializa en aspectos como son: la expresión de la individuo que vivirá esos ambientes, la suma de sus intereses, o de los ocupantes, y el concepto personal y práctico que éstos tienen de lo que es la comodidad.

Está ligado a la vida familiar de las personas, creando espacios no sólo habitables sino también atractivos para favorecer y perfeccionar las relaciones de sus ocupantes. Se debe investigar para beneficiar a las exigencias de las personas que requieren su intervención, teniendo en cuenta edades, ocupaciones, intereses, nivel socio cultural, sueños y proyectos de los habitantes. El propósito del diseño interior, es por lo tanto, la funcionalidad y el enriquecimiento estético del espacio, programación de ejecución, establecimiento de una dirección conceptual, elaboración de documentos gráficos de comunicación y construcción, distribución espacial, proporciones, colores, texturas, calidades, muebles y objetos.

E

n conclusión, las características de los ambientes debe satisfacer nuestras necesidades básicas de refugio y protección, que serán complementados adicionalmente para las sensoriales, estéticas y funcionales. Si está pensando en cualquier modificación espacial es bueno considerar que  el diseño de interiores se encarga de procurar belleza, orden y funcionalidad a los lugares habitables para satisfacer esos requisitos de la humanidad en relación a sus espacios familiares, educativos, laborales, recreativos y culturales durante la vida cotidiana, aplicando óptimamente la administración de los elementos que constituyen el sitio así como la organización técnica. Porque ellos son nuestro escenario e influencian nuestras actividades, nutren nuestras aspiraciones afectando nuestra perspectiva, humor y personalidad.